Grid hosting: el apartamento flexible

Grid hosting: el apartamento flexible

El grid hosting se ha convertido en la principal novedad del mercado del web hosting en los últimos meses. Continue reading Sigue leyendo

Las nuevas aplicaciones web 2.0, los proyectos que explotan el software como servicio y las complejas aplicaciones web demandan servicios de hosting cada vez más potentes y escalables.

Wenceslao García Arias
Director
acens Technologies, S.A.

El grid hosting se ha convertido en la principal novedad del mercado del web hosting en los últimos meses. Consiste fundamentalmente en utilizar clusters de servidores para acercar las ventajas de una infraestructura de servidores compleja a usuarios que contratan servicios de alojamiento compartido y siempre a una fracción de coste.

Tradicionalmente, el cliente de una empresa de hosting puede elegir entre soluciones de alojamiento compartido o dedicado. Desde el punto de vista del hoster, el alojamiento compartido suele consistir en ofrecer todos los servicios necesarios (almacenamiento, servidor web, correo, bases de datos, etc…) bajo un mismo servidor. Un software de gestión reparte entre unos cuantos vecinos de la misma máquina todos los recursos del sistema.

La máquina pierde relevancia en favor de un servicio más ?exible para el cliente.

Este hoster tradicional tiene que realizar un seguimiento responsable de los recursos puestos a disposición de todos los vecinos. Es el conserje que busca evitar abusos de inquilinos menos respetuosos. Debe encargarse también de invitar a las familias que crecen a buscar soluciones más aisladas. Es decir, cuando ya no caben en el apartamento del edi?cio compartido, deben buscar un chalet dedicado. El chalet servidor se busca con arreglo a las necesidades actuales de esta familia y a la previsión de crecimiento que tengan y, por supuesto, puedan pagar.

Siguiendo el ejemplo, el grid hosting proporciona a los usuarios de los apartamentos la posibilidad de disponer de habitaciones más grandes, modulares, con vistas, por horas y pagando por su uso, sin tener que invertir en alquilar muchos metros cuadrados que no siempre necesitan.

Por ejemplo, este tipo de hosting permite que un sitio web que aparezca en Digg o Menéame, sea capaz de responder al aluvión de visitas o poder enviar miles de felicitaciones navideñas en segundos.

Hasta que llegó el grid hosting, el principal quebradero de cabeza para el responsable técnico de un entorno web que crezca ha estado en ser capaz de dimensionar adecuadamente la infraestructura necesaria para no incurrir en excesivos gastos y a la vez asumir una adecuada escalabilidad y rendimiento. Este nuevo modo de hacer hosting elimina los puntos únicos de fallo tan frecuentes en las ya obsoletas plataformas de alojamiento compartido tradicional. Ofrecen conjuntos de servidores, decenas a cientos, que trabajan al unísono sobre el sitio web alojado, las aplicaciones o el correo electrónico. La escalabilidad que ofrece signi? ca que el sistema siempre está listo para responder al éxito de una audiencia que se multiplica eventual o continuamente.

El Grid Hosting elimina los puntos únicos de fallo del alojamiento tradicional. Al pagar por uso se ahorra dinero, se puede crecer inmediatamente y, sobre todo, mejoran tanto el rendimiento como la ? abilidad de estas plataformas, dado que se alojan en infraestructuras redundadas.

Un astuto cliente de la empresa en la que trabajo se dio cuenta de que sirviendo sus páginas desde el sistema grid que le ofrecíamos, sólo tenía que preocuparse por mantener el backof?ce que recogía los datos. La eventualidad del servicio que necesita, unido a las grandes necesidades de procesamiento en un corto período de tiempo, le hubieran destinado a adquirir una potente plataforma por mucho tiempo ociosa.

El grid hosting es pues, el inicio de un concepto de hosting desligado del servidor que la soporta. La máquina pierde relevancia en favor de contratos de servicio más ? exibles para el cliente.

Descargar el artículo completo en formato PDF (166 Kb)